miércoles, 30 de noviembre de 2011

SEGUNDO ANIVERSARIO


Hoy hace dos años que comenzó su andadura el blog, ha crecido y seguirá ampliándose a un ritmo más lento, no por falta de fotos sino de tiempo. Muchas gracias a tod@s.

domingo, 27 de noviembre de 2011

226.- CASA ALTAMIRA - SAN ESTEBAN DE PRAVIA (MUROS DE NALÓN)

Casa construida por Constantino Fernández-Vallín y Álvarez Albuerne, hijo de emigrantes y nacido en La Habana. Se casó con la cubana Mª Mercedes Alonso Madan. Había estudiado en las Universidades de La Habana, Friburgo y Madrid, doctorándose en Derecho. Ingresó en la carrera diplomática y realizó varias misiones en el exterior mientras su salud se lo permitió. Debido al fallecimiento de su hermano Benjamín en la revolución de 1.868, Amadeo I le premió con el marquesado de Muros de Pravia (hoy Muros de Nalón), de donde eran originarios sus padres. Fue nombrado senador vitalicio y ejerció de árbitro de la política regional durante gran parte de los últimos años del siglo XIX. Falleció en Madrid en 1.895, siendo un gran benefactor del concejo por ello erigieron una escultura en su honor.
Posteriormente la casa fue adquirida por Rafael Altamira y Crevea (Alicante, 1.866 - México DF, 1.951) que la utilizaba únicamente en los periodos de vacaciones. D. Rafael se casó con Pilar Redondo siendo humanista, historiador y americanista, pedagogo, jurista, crítico literario y escritor. Fue un prolífico autor en numerosas disciplinas. Como curiosidad citar que fue el máximo especialista en Derecho Indiano. La pequeña plaza que existe a un costado de la casa lleva su nombre.
La casa de estilo Pintoresquista, típico de Centro Europa, está estructurada en sótano y dos plantas con cubierta a dos aguas. El acceso se realiza  a través de una  escalera que arranca del jardín y desemboca en una terraza. Destaca también el alero festoneado en madera. Los actuales propietarios son los hermanos Gonzalo Palacios. 













Escultura dedicada al Marqués de Muros, obra de Víctor Hevia (Oviedo 1.885-1.957) situada en la plaza del ayuntamiento de Muros

Rafael Altamira
Rafael Altamira junto Alfonso XIII





martes, 22 de noviembre de 2011

225.- CASA DE LA CAPILLA - SOMAO (PRAVIA)

Felipe Fernández emigró a Argentina con su esposa Mercedes González Pire, allí en Santiago de Santa Fe se dedicó al negocio maderero y fundamentalmente a la exportación de madera a Francia. En Argentina tuvieron dos hijos José Antonio y Juana. Cuando D. Felipe enfermó de tuberculosis regresaron a España, compraron este terreno y construyeron la casa. Ya en ésta nació otro hijo también llamado Felipe. El padre de familia murió al poco tiempo y su esposa tuvo que dedicarse a coser.
Alejandro González Pire hermano de Dª Mercedes emigró a Cuba, a Caibarien, ciudad portuaria en Villa Clara al norte de la isla, lugar al que habían emigrado el resto de sus convecinos. Allí hizo fortuna y fue quien arreglo la casa, dejándola con la apariencia actual. Alejandro era soltero cuando reconstruyó la casa ya que al venir de vacaciones solía alojarse en la casa de su hermana. Acabó casándose con una cubana de nombre Aurelia, tuvieron dos hijas que acabaron viviendo en Estados Unidos.
Al morir Dª Mercedes a los 88 años la casa la heredó su hijo José Antonio y  al fallecer éste fue su hija Mª Rosario quien la heredó, ella es quien me ha contado la historia de su familia.












martes, 15 de noviembre de 2011

224.- VISTA HERMOSA - TORNÓN (VILLAVICIOSA)

Rosendo Villaverde  de la Llera (1.818-1.886), casado con Dolores Villaverde Uría (1.854-1.934), compró  en 1.859 en subasta pública el porréu de la Espuncia por 200.000 reales. En ese momento los terrenos tenían escaso valor porque al ser inundados no eran productivos, pero se construyeron un muro y unos cárcavos para secar aquellas tierras y sacarles rentabilidad. Rosendo Villaverde  mandó construir este palacio desde donde se divisaban sus propiedades. Una gran casa con un precioso jardín y embarcadero particular en el rio Sordu, rio que la propia familia se encargó de canalizar.
Los Villaverde eran una familia de indianos que hicieron fortuna en Cuba, y militares que recibieron su bautizo de fuego en el Caribe durante la última guerra colonial española.
El 28 de diciembre de 1.882 nació en esta casa del Tornón María Teresa Villaverde Villaverde cuarta hija de este matrimonio. Estudió en el colegio de los padres carmelitas de Villaviciosa y desde joven colaboró en la prensa local, en los periódicos Villaviciosa y Villaviciosa Hermosa.  Escribió crónicas y poesías en castellano y en bable, colaboró en varias publicaciones como en la revista del Centro Asturiano de Madrid que fundara un tío suyo, Antonio Balbín de Unquera (1.842-1.919), también en la revista publicada por el colectivo asturiano bonaerense, del que su tío Guillermo Villaverde fue presidente. Además de su verdadero nombre, utilizó los seudónimos de Maruxa, Tuxa y Margarita del Campo. También escribió un cuento teatral  titulado “El príncipe encantado”, pero gran parte de su obra desapareció durante la Guerra Civil al ser desvalijada la casa y lo que se conoce de ella es a través de la prensa y periódicos locales.
Mantenía una estrecha relación a través del correo con sus primos residentes en Madrid,  especialmente con  Xicu Balbín (1892–1985) (Francisco Manuel Balbín de Villaverde), con quien mantenía  afinidades literarias y el amor por el bable, pero también con Rafael Balbín de Villaverde, magistrado y también escritor, un enamorado de la ría, la mar, la vida de los puertos y las tradiciones asturianas. El verano era la época del año en que se reunían todos en la casa.
María Teresa murió en junio de 1.934 de forma trágica, volvía de Oviedo en un coche de alquiler junto con su madre Dolores y su hermana Mercedes cuando tuvieron un accidente de tráfico y fallecieron las tres. Fue una tragedia que conmovió a Villaviciosa y especialmente a la parroquia de Tornón; sus restos reposan en la capilla-panteón familiar del cementerio de Barbuxán, en Pandu.
En la actualidad la casa está dividida en dos viviendas y pertenece a las familias Villaverde y Balbín y es utilizada como residencia veraniega. Dentro de la finca se encuentran la casa del guarda y un palomar.






















Capilla-panteón familiar del cementerio de Barbuxán, en Pando