sábado, 28 de enero de 2012

235.- LA CASA DE DON AMANDO - SOMAO (PRAVIA)

Dª Encarnación Valdés Álvarez además de La Casona tenía otra residencia veraniega en Biarritz, allí conoció a un sacerdote francés llamado Amando a quien contrató como administrador de sus bienes. Para éste construyó la casa, también conocida como La Casina o El Casín por ser de un tamaño menor al de La Casona. Dª Encarnación estaba ya viuda y se dice que mantuvieron una estrecha relación. La casa debió de tener una capilla en el interior.







miércoles, 25 de enero de 2012

234.- LA CASONA - SOMAO (PRAVIA)


Gabino Álvarez emigró a Caibarién (Cuba) llamado por su familiar José Menéndez-Viña, el de la casona del Noceu. Se dedicó al comercio de ultramarinos con el  que se enriqueció, adquiriendo una gran finca en Somao para construir su residencia de verano. El proyecto fue del arquitecto Francisco García Nava, finalizándose su construcción en 1.900. A la casa se le llamó La Casona por sus grandes dimensiones, en ella destacan en la fachada principal, la que da al Cantábrico, su gran escalinata y rodeando las otras tres fachadas la galería sobre columnillas de hierro fundido. A dicho arquitecto en 1.909 le encargó el proyecto de un panteón mausoleo en la misma finca, siendo una de las construcciones más emblemáticas de Somao. De estilo modernista es un notabilísimo exponente de la arquitectura funeraria asturiana. En su interior se pueden observar las vidrieras procedentes de los talleres de Maumejean. Aunque según Oviedo Enciclopedia Emilio Fernández Peña “…Recibe el nombramiento de arquitecto diocesano de Oviedo en noviembre de 1.907 y en 1.909 diseña el panteón de Gabino Álvarez de Somao…”.
D. Gabino se casó en primeras nupcias con una Menéndez con la que tuvo un hijo, Gabino Álvarez Menéndez. Su esposa había enfermado en Cuba de unas fiebres de las que no llegó a recuperarse y falleció estando ya en España. Tras su muerte D. Gabino se casó de nuevo con una prima suya Encarnación Valdés Álvarez (1.876 - 1.958), que a su vez era hermana de Herminia Valdés esposa de José Solís y dueños de El Marciel. Con su segunda esposa tuvo otros cuatro hijos más Alfonso, Eulalia, Rolindes y Nieves Álvarez Valdés. Además de La Casona tenían otra casa en Biarritz, Villa Covadonga, en la que pasaban temporadas. Su residencia habitual estaba en Madrid.
En Madrid y obra del mismo arquitecto, Francisco García Nava, existía el palacete de Encarnación Valdés (1.913- 1.916) en la esquina de las calles Marqués de Urquijo y Tutor que pudo ser de esta familia dadas las múltiples coincidencias. Dato este no confirmado.






















Fotos de los interiores en:


Palacete de Encarnación Valdés en Madrid








sábado, 21 de enero de 2012

233.- LA MARROQUINA -SOMAO (PRAVIA)


Hermenegildo Menéndez a su regreso de Cuba se casó ya mayor con Generosa, muriendo al de pocos años. Su mujer ya viuda se casó con un cubano llamado Marcelo con quién no tuvo hijos. Hermenegildo debió comprar una casa ya existente modificándola para convertirla en su vivienda. Posteriormente en la casa existió un negocio de gaseosas y sifones. La casa ha pertenecido también a una exministra socialista que fue quién la restauró.





lunes, 9 de enero de 2012

232.- EL NOCEO - SOMAO (PRAVIA)

José Menéndez-Viña marchó joven a Madrid donde trabajó con un político, por causas adversas para éste tuvo que marcharse a Francia y José le acompañó, allí aprendió el idioma. A la hora de regresar a España él prefirió marcharse a Cuba, en concreto a Caibarién, donde estuvo al frente de un próspero almacén de coloniales. Se dice que fue el primero de Somao en irse a Cuba. Desde allí fue llamando a sus primos y conocidos, entre otros a Gabino Álvarez, Jesús Solís y Fermín Martínez quienes más tarde encargarían tres de las casa más singulares de Somao. Él regresó de Cuba en cuanto tuvo dinero suficiente, no hizo una gran fortuna como otros convecinos. Con el dinero que trajo participó en los negocios de José Tartiere Lenegre, reformó una casa ya existente ampliándola y fue adquiriendo diversas fincas en su entorno como la que está enfrente de la casa con las iniciales J M y la fecha de 1.889 en la que había frutales. También eran suyos los dos edificios que hoy componen el alojamiento rural La Cochera, en los que vivían los guardeses y servían como cochera y cuadra.
D. José se casó con Escolástica Díaz Ordóñez Victorero con la que tuvo cuatro hijos, dos ellos murieron jóvenes uno a los cuatro años y otra a los veinte. Los otros dos, Rosario y José, fueron quienes heredaron la casa. Hoy ésta sigue siendo propiedad de la familia manteniéndose la decoración, los muebles y las pinturas originales.











 Alojamiento Rural " La Cochera"
 http://www.dormiren.com/lacochera/index



D. José Menéndez - Viña




sábado, 7 de enero de 2012

231.- CASA DE DOÑA BASILISA - SOMAO (PRAVIA)

Situada a la entrada de Somao, justo en la zona más baja al borde de la carretera de acceso. Perteneció a Doña Basilisa San Pedro que se casó con el médico Manuel Ealo con quien tuvo dos hijos Francisco y Adela. En la caja fuerte de los almacenes La Caibarién de la Habana aparecían los apellidos Carbajal y San Pedro, siendo este último el padre de Dª Basilisa. Su hija Adela casada con el militar Luis Toribio no tuvo hijos, como curiosidad citar que ésta daba clases de piano en su casa. Al no tener descendencia y haber fallecido antes su hermano les dejó en herencia sus bienes a unos monjes de Pamplona. Se dice que cuando vinieron a recoger la herencia lo único que se llevaron fue la biblioteca por su incalculable valor. Posteriormente la casa ha tenido distintos propietarios. En el edificio destacan la gran galería acristalada del lateral y la escalera de acceso al porche.